10 COSAS QUE SUS COMPAÑEROS DE TRABAJO NUNCA LE DIRÁN

WSJ Americas Spanish 05 de mayo de 2011 THE WALL STREET JOURNAL

Por Catey Hill

1. "Eres la parte más estresante de mi día"

Cuando trabajaba en el departamento de tecnología de la información de una empresa de telecomunicaciones grande hace algunos años, Hayley Chalmers, de 38 años, era atormentada por un compañero de trabajo que regularmente dejaba su teléfono celular en su escritorio cuando no estaba, con el volumen de su timbre a todo volumen. Tres o cuatro veces por día, Chalmers y unas cuatro docenas de personas con las que trabajaba eran fastidiadas por la versión digital y estruendosa de "Vuelo del abejorro" de Nikolai Rimsky-Korsakov. Luego de algunos meses, Chalmers finalmente enfrentó a su atormentador, sin éxito. "Nunca pidió disculpas y simplemente siguió haciéndolo", recuerda. "Era enloquecedor".

Cerca de 80% de los trabajadores estadounidenses dicen que están estresados por al menos uno de los aspectos de su trabajo y alrededor de uno de cada diez dice que sus compañeros de trabajo causan la mayor tensión, de acuerdo con un estudio realizado por Harris Interactive por encargo de Everest College. Esos colegas que hablan demasiado, comparten demasiada información personal, cuentan chismes con frecuencia o culpan a otros de sus fracasos están entre los más estresantes, dice el asesor de carreras Marc Dorio, que realizó una encuesta informal de empleados durante un seminario de gerencia. A pesar de la angustia que provocan, a los trabajadores que generan estrés pocas veces sus exasperados compañeros de oficina les piden que cambien, y ese puede ser un error caro. Los trabajadores estresados gastan casi 50% más en el cuidado de la salud cada año que aquellos más distendidos, según un estudio publicado en el Journal of Occupational and Environmental Medicine.

2. "Es tu culpa si ya no puedo caber en mis jeans"

Tortas para el cumpleaños de un compañero de trabajo, galletitas para festejar una próxima vacación, una tarta "porque sí", son gestos que pueden estar alimentando el resentimiento de algunos de sus compañeros, dice el asesor de carreras David Couper, especialmente de aquellos que están intentando adelgazar. Casi la mitad de los trabajadores dice que ha aumentado de peso en su actual empleo (un pequeño aumento con respecto a 2009), y casi uno de cada cinco cita las "celebraciones del lugar de trabajo" como elementos que contribuyen al aumento de peso, según un estudio de 2010 de CareerBuilder.com. Además de eso, 38% dice que come más bocados poco saludables en la oficina que en su casa.

Todos esos bocados adicionales, por supuesto, pueden llevar a serios problemas de salud y costos médicos más altos. La persona promedio con sobrepeso paga US$346 anuales por costos médicos que sus colegas más saludables, de acuerdo con un estudio de la Universidad George Washington. La persona promedio severamente obesa paga US$1.566 adicionales cada año.

3. "Deja de ser tan prepotente"

Más de una de cada tres personas ha sido víctima de algún tipo de prepotencia en su lugar de trabajo, desde abuso verbal e intimidación hasta sabotaje, de acuerdo con un estudio realizado en 2010 por el Workplace Bullyng Institute, una organización sin fines de lucro. En la mayoría de los casos, el acosador era un trabajador de mayor rango, pero 28% de las veces se trataba de alguien en el mismo nivel o más bajo. Y frecuentemente ese acoso no es advertido. Por ejemplo, usted podría considerar burlarse de un colega algo amable, mientras que en realidad lo está o la está haciendo sentir incómoda o incómodo, aunque usted no necesariamente lo sepa, dice Couper. Como ocurría en el patio de juegos, "la gente tiene miedo de identificar a un prepotente".

Si se pone realmente serio, le puede costar a la víctima su empleo. Más del 40% de los hombres y de 36% de los hombres que han sido víctimas de estas situaciones dicen que dejaron sus trabajos, de acuerdo con un estudio de 2010 del Workplace Bullyng Institute. Y puede que ello sea el mejor desenlace posible. La prepotencia en el lugar de trabajo puede causar "un estrés excesivo y prolongado", que contribuye a una serie de problemas de salud, incluso enfermedades cardiacas y el síndrome de intestino irritable, así como a otros problemas mentales como la depresión y la ansiedad, dice Joseph Cilona, psicólogo de Manhattan. El tratamiento contra la depresión, por ejemplo, puede costar hasta US$1.000 o más por mes por asesoramiento y medicación, dice, y muchos planes de seguros limitan el número de sesiones de terapia por año.

4. "Estoy durmiendo con el jefe".

A pesar de las advertencias sobre los romances de oficina, los expertos dicen que éstos son todavía muy comunes. Dos de cada cinco empleados dicen que han tenido al menos un romance en la oficina; más de un tercio con un superior en la compañía, de acuerdo con una encuesta entre más de 8.000 trabajadores realizada por CareerBuilder.com. Por separado, un tercio de las ejecutivas dicen que conocen a una colega que tuvo un romance con un jefe, según un estudio de 2010 del Center for Work-Life Policy.

Por razones obvias, no es algo que la mayoría de la gente publicite, dice Karen Sumberg, vicepresidenta primera del Center for Work-Life Policy, y coautora del estudio. "Numerosas empresas tienen normas contra estas situaciones, y además, la reputación de uno está en juego", dice. De hecho, cuando una mujer está teniendo un romance con su jefe, el 60% de los ejecutivos varones y el 65% de las mujeres sienten que ha recibido una tarea favorable en perjuicio de ellos, muestra la investigación del Center for Work-Life Policy. Y los efectos del romance parecen extenderse por la oficina. Más de un tercio tanto de hombres como de mujeres dicen que causa una caída en su dedicación y compromiso con el trabajo.

5. "Te odio porque ganas más que yo".

Los trabajadores con salarios más bajos simpatizan significativamente menos con sus colegas de mayor paga que con aquellos que ganan aproximadamente lo mismo, según un estudio publicado por la National Bureau of Economic Research. De hecho, debido al nivel de insatisfacción de los trabajadores que ganan menos con las diferencias salariales, los investigadores observan que "los empleadores tienen un fuerte incentivo para establecer cláusulas de confidencialidad sobre lo que pagan". "La gente se vuelve realmente resentida cuando descubre algo así", dice Couper. "A veces se sienten así incluso si simplemente creen que alguien está cobrando más o recibe una bonificación con un mayor aumento".

Compartir los detalles sobre la paga no es común entre compañeros de trabajo. Aunque 83% de los trabajadores dicen que se sienten cómodos compartiendo cuánto ganan con alguien (normalmente, su cónyuge o pareja), solamente 15% lo haría con compañeros de trabajo que están en su nivel, según una encuesta de 2010 de Glassdcoor.com. Pero algunos grupos son más sinceros. "La generación del cambio de milenio es más abierta respecto a los salarios que otras generaciones más viejas", revela Couper. Más aún, hay un doble de posibilidades de que los empleados en el oeste de Estados Unidos compartan información salarial con sus compañeros del mismo nivel que los del sur del país y aquellos que ganan más dinero están más inclinados a discutir los detalles salariales, según la encuesta.

6. "Hablamos mal de ti a tus espaldas".

Usted probablemente preferiría que nadie mencionara su baile maratónico a fuerza de alcohol en aquella fiesta de cumpleaños o la presentación fallida delante del jefe de su jefe. Es poco probable. Los chismes en las oficinas "están muy difundidos" y se extienden incluso más rápido en estos días debido a los mensajes instantáneos y correos electrónicos, dice Bettina Seidman, directora general de firma de asesoramiento de carreras SEIDEBT Associates. Esos chismes en los lugares de trabajo son fundamentalmente negativos y ocurren tanto en reuniones formales como informales, de acuerdo con un estudio publicado en el Journal of Contemporary Ethnography. Más aún, el 28% de los empleados en oficinas sin un método establecido para comunicar noticias (como reuniones periódicas del personal) dependen de los chismes como fuente principal de información, de acuerdo con un estudio del fabricante de equipos para oficina Steelcase. Y todo eso significa que todas esas falsedades que sus compañeros de trabajo pueden estar difundiendo sobre usted pueden ser especialmente dañinas, afectando la percepción que las otras personas en la oficina tienen de usted tanto personal como profesionalmente, dice Seidman.

7. "Estás arruinando mi matrimonio"

Al margen de los verdaderos romances, las investigaciones muestran que el simple hecho de trabajar con muchas personas del sexo opuesto aumenta las probabilidades de divorcio. Un estudio de 2005 de la Universidad de Colorado en Boulder reveló que quienes trabajan con una cantidad importante de personas del sexo opuesto tienen más posibilidades de divorciarse que aquellos que lo hacen con personas mayoritariamente de su mismo sexo. Y las mujeres que trabajan con un gran grupo de hombres están en mayor riesgo que los hombres que trabajan con una gran cantidad de mujeres. "Con la actual situación de la economía, las personas están pasando mucho tiempo con sus compañeros de trabajo", dice la asesora de carreras Nicole Williams, autora de "Girl on Top: Your Guide to Turning Dating Rules into Career Success", una guía de cómo la mujer puede convertir las reglas de las citas en éxito en la carrera. "Crea un falso sentido de intimidad que termina haciendo que usted sienta mayor atracción por alguien en el trabajo", comentó.

8. "Esa actitud fea me está desgastando"

Si usted se está quejando constantemente de su jefe, su trabajo o simplemente está malhumorado la mayor parte del día, su mala actitud probablemente desgaste a sus compañeros, muestran varios estudios. De hecho, uno de 2006 sobre grupos negativos en el lugar de trabajo –definidos como aquellos que tienen un miembro que persistentemente se abstiene de esforzarse, expresa sentimientos negativos o viola normas clave de relaciones interpersonales como la reciprocidad de grandes favores— mostró que la negatividad causa desempeño deficiente y un equipo descontento. "La negatividad puede extenderse como un virus", dice Brian Grossman, psicólogo y experto en comunicación. "Se infiltra porque la gente empieza a creer que las cosas negativas son verdad".

Pregúntenle a Cindy Agoncillo, de 23 años, diseñadora gráfica de una pequeña editorial de Pensilvania que dice que tiene que lidiar con la aparentemente interminable negatividad de una de sus compañeras de trabajo. "Siempre tiene algo que decir, ya sea vinculado a los negocios o personal, pero nunca parece ser algo positivo", dice Agoncillo. "Estoy significativamente más contenta en la oficina cuando ella no está". Desafortunadamente, la mayoría de los trabajadores exasperados como Agoncillo esperan que sea otra persona quien encare al colega de mal genio, dice Grossman, lo que permite que la negatividad tenga mucho tiempo para extenderse por la oficina. El resultado: una mala actitud puede causar una moral más baja y menos productividad, dice Grossman.

9. "Y tu buena actitud hace que te odie"

Lo contrario también es verdad. Si usted es ese empleado súper optimista que siempre trabaja más y que se hace amigote del jefe, puede esperar que sus compañeros secretamente, o no tan secretamente, comiencen a sentir desagrado por usted, dicen profesionales laborales. De hecho, un estudio de investigadores de la Universidad Estatal de Washington mostró que los colegas que más trabajan o que piden trabajo extra son algunos de los más odiados. El estudio, que fue concebido como una forma de examinar cómo son tratados los trabajadores haraganes en un grupo, terminó mostrando que "los que dan mucho al esfuerzo del grupo pero toman poco de su recompensa subsiguiente no son aplaudidos, sino que por el contrario, son blanco de expulsión".

¿Por qué destacarse en su trabajo causa tanto disgusto a sus compañeros? La gente considera en realidad que los trabajadores "no egoístas" son "violadores de las reglas", que hacen que el resto se vea mal en comparación, muestra el estudio. Por supuesto, esto crea un problema para los ambiciosos porque hacer trabajo extra y hacerse amigo del jefe son formas importantes de trepar en la jerarquía empresarial. Para remediar esta situación, los expertos dicen que usted debe mantenerse silencioso sobre su carga de trabajo. "No se transforme en mártir", dice Williams. "La gente odia cuando usted se jacta de todo el trabajo extra que está haciendo".

10. "Eres desagradable"

Como muchas compañías han adoptado espacios de trabajo comunales, las personas desaliñadas son crecientemente molestas para sus compañeros. Estos recintos ceñidos nos ponen cara a cara con el desorden de otros, dice Williams. Si el desorden supera las pilas de papeles e incluye restos de comida o toallitas sucias, se transforma en una pesadilla bacteriana. Más de la mitad de todos los trabajadores dice que un colega los ha enfermado, según una encuesta de CarreerBuilder.com. Y eso le está costando a los trabajadores alrededor de US$100 anuales por año que destinan a lidiar con resfríos y fiebres relativamente menores, hasta miles de dólares para enfermedades más severas, como la hepatitis A o una infección por estafilococos especialmente virulenta.


Matricule-se em nosso curso completo

6 x R$ 99

Conheça o programa do curso completo


Gostou do nosso conteúdo? Se animou para abandonar de vez o portunhol e aprender espanhol de verdade? Clique aqui e conheça nossos cursos online e as aulas de conversação.