Historia de la arroba

HISTORIA de la @ En el mundo hispano la conocemos como “arroba”, aunque hay quien la llama “at”, en inglés. Como sea, todo el mundo reconoce el símbolo que esta en medio de una dirección de correo electrónico: @

Pero, ¿de dónde viene? ¿a quién se le ocurrió utilizarla en Internet? ¿habrá pensado en que se convertiría en uno de los más importantes caracteres de la Red? ¿por qué elegir justo este símbolo? Y, por encima de todo, ¿quién lo inventó?

La respuesta a todas estas preguntas nos llega en un documento fechado el 4 de Mayo de 1536.

Ahí se encuentra claramente dibujado el símbolo @. Se trata de un escrito comercial italiano. Hoy, en Italia la llaman chiocciola, es decir, caracol.

Durante siglos, la @ navegó por los prósperos puertos venecianos hasta todos los confines del imperio naval británico, pasando por el mundo árabe y por España. Finalmente, desembarcó en Internet.

La “arroba” se utilizaba en los registros mercantiles de las naves de carga que atracaban en las costas árabes y españolas. Según Wikipedia una arroba equivale a la cuarta parte de un quintal y procede del árabe (ar-rub cuarta parte), y también del hebreo (arba, 4, un cuarto de quintal), es decir 25 libras, masa equivalente a 11,502 kg – 12,5 kg en Aragón.

Hoy, los internautas usamos el símbolo @ como parte de nuestra navegación entre puertos virtuales, a los que se llega para zarpar hacia nuevos destinos, todo en el infinito mundo del ciberespacio.

El descubrimiento de la chiocciola fue realizado por el profesor de historia Giorgio Stabile, de la Universidad La Sapienza.

Stabile explico al diario italiano La Republica que su búsqueda de la “arroba” se inició sobre el sentido anglosajón que se le dio a este símbolo tipográfico: @, que era un símbolo mercantil que significaba “al precio de”. Con esta pista, el profesor italiano se lanzó a buscar sus orígenes entre los pueblos que comerciaron con el mundo anglosajón.

Stabile tuvo la suerte de ser guiado por la Escuela Paleográfica Romana hasta una serie de documentos mercantiles italianos, propiedad del Instituto Internacional de Historia Económica “Francesco Datini”, en Prato, a cargo del curador Federigo Melis.

La sorpresa de Stabile no fue menor cuando descubrió que la hoy famosa @ era utilizada hace 500 años como el símbolo comercial de la “ánfora”, una unidad de medida aún más Antigua.

Sin embargo, Stabile aun no estaba convencido y llevo su búsqueda hasta 1492. Un diccionario español-latín traduce la palabra “arroba” como “ánfora”, lo que demostró que ambas unidades de medida eran conocidas tanto en el mundo árabe-hispánico como en el grecolatino. La denominación española de “arroba” es la misma medida que la antigua “ánfora” del comercio que usaban los venecianos en Medio Oriente.

El misterio estaba resuelto, pero ¿aun faltaba responder la pregunta: ¿Cómo llegó la “arroba” hasta Internet?

“Ningún símbolo nace de la nada, ni es elegido al azar”, dice el investigador italiano, quien cuenta que el mérito de introducir el símbolo @ en el ciberespacio corresponde al ingeniero estadounidense Ray Tomlinson, uno de los padres de la Internet, quien la utilizó en su propia dirección de correo electrónico, todavía en los tiempos de Arpanet, el antecesor de la Red de Redes, a principios de los años 70.

Tomlinson decidió incorporar la ”arroba” justo entre su nombre y el servidor que debía recibir el mensaje. Según Wikipedia algunas máquinas de escribir, desarrolladas a partir de 1884, incluían este signo (como la Lambert fabricada en 1902) debido a su uso comercial, y el teclado de una Model-33 Teletype (un modelo de teletipo) contenía una arroba, que fue el signo utilizado por Tomlinson, quien envió el primer mensaje con ella desde su computadora PDP-10 a otra. Ésta fue la primera dirección electrónica de la historia tal como las conocemos ahora: tomlinson@bbn-tenexa

El símbolo @ había sobrevivido a los siglos en la tipografía anglosajona, todavía bajo el significado mercantil de “al precio de”, y estaba incorporada en los teclados de las máquinas de escribir y de las primeras computadoras.


Matricule-se em nosso curso completo

6 x R$ 99

Conheça o programa do curso completo


Gostou do nosso conteúdo? Se animou para abandonar de vez o portunhol e aprender espanhol de verdade? Clique aqui e conheça nossos cursos online e as aulas de conversação.